18 de Diciembre de 2014

Temáticas

Noticias - 27 Febrero de 2013

¿Cuál es su balance del pontificado de Benedicto XVI?

 ¿Cuál es su balance del pontificado de Benedicto XVI?
Foto:EL ESPECTADOR

Comente en Soyperiodista.com las acciones por las que Benedicto XVI será recordado.

En su última audiencia pública, el papa pronunció un emotivo discurso ante miles de fieles en la plaza de San pedro del Vaticano, aseguró que no abandona la cruz.

En medio de una gran ovación, el papa Benedicto XVI entró en la plaza de San pedro del Vaticano en el papamóvil, para celebrar la última audiencia pública de su pontificado, a la que asisten decenas de miles de fieles de todo el mundo. Miles de personas escucharon su último discurso de despedida, el que pronunció en distintos idiomas.

El papa afirmó que "amar a la Iglesia significa también tener la valentía de tomar decisiones difíciles, teniendo siempre presente el bien de la Iglesia y no el de uno". Haciendo referencia a su sorpresiva renuncia a su cargo.

Benedicto XVI reiteró que ha renunciado al papado "en plena libertad", al notar que sus fuerzas han disminuido y no por su bien particular, "sino por el bien de la Iglesia". "He dado este paso sabiendo su profunda gravedad y novedad, pero con un ánimo sereno", dijo.

Asimismo mencionó "las aguas agitadas" que marcaron sus ocho años de pontificado y advirtió que "Dios no dejará que la Iglesia se hunda". Recalcó de la misma forma que "jamás" se ha sentido solo para guiar a la Iglesia. "Un papa no está sólo en la guía de la barca de Pedro, aunque es el primer responsable y yo no me he sentido solo a la hora de llevar la alegría y el peso del ministerio petrino".

Benedicto no tardó en expresar que se sentía “conmovido, veo a la Iglesia que está viva", haciendo referencia a los miles de fieles que lo despedían, muchos entre lágrimas, agradeciendo en diferentes idiomas.

En su emotivo discurso aseguró que su renuncia al papado no significa que vuelva a la vida privada, ya que cuando aceptó ser papa, "esa aceptación significa vivir para siempre para el Señor".

"Mi decisión de renunciar al ministerio petrino no revoca la decisión que tomé el 19 de abril de 2005 (cuando fue elegido papa). No regreso a la vida privada, a una vida de viajes, encuentros, conferencias, etc. No abandono la cruz, sigo de una nueva manera con el Señor Crucificado. Sigo a su servicio en el recinto de San Pedro"

EL ESPECTADOR