16 de Septiembre de 2014
25 Febrero de 2013 | Entretenimiento | (Colombia)

Lo que el viento no se llevó

TEMÁTICA: ¿Cuáles son sus películas favoritas para los premios Oscar?

Lo que el viento no se llevó
Foto:

Anoche viendo la gala de los Óscar, me convertí en un Benjamín Button, ese curioso personaje de una película protagonizada por Brad Pitt, que nació anciano y a medida que pasaba el tiempo, cada día se rejuvenecía más.

Anoche en sólo 3 horas rejuvenecí escuchando retazos de películas del pasado que fueron presente cuando yo era niño; o que de joven y después de adulto vi más de una vez, sencillamente porque su cinematográfica fama no es gratuita y cuyo manto sagrado estampado de pentagramas, cubrió el número 85 de la ceremonia que entregó los premios Óscar de la Academia.

Entre los cinéfilos, quién no identifica en cuanto las escucha, las bandas sonoras de James Bond, de Alfred Hitchcock, de “Lawrence de Arabia”, de “Rocky”, de “Batman” (en blanco y negro), de “Star Wars”, de “Love Story”, o de “El Padrino”.

Porque las películas tienen esa capacidad. La pantalla es la puerta de entrada a un túnel del tiempo que como en el caso de anoche, nos retroceden a nuestra niñez e incluso más atrás, a épocas en que ni siquiera existíamos y otras más contemporáneas que se estrenaron cuando éramos niños, y aunque sea por esas tres horas que duró la gala, en cierta forma fuimos jóvenes otra vez.

Anoche vi, como el presente se quería meter a la fuerza en el pasado, como lo logró Steven Spielberg , cuando ordenó en la filmación de “Lincoln”, que el único objeto del presente, fuera la cámara que filmó aquella época impecablemente ambientada en la mitad del siglo IXX y que para quienes trabajaron delante o detrás de ella, resultaba un extraño Déjá Vu, que el mismo director logró en la película “Back to the Future”, pero esta vez, metiendo a la fuerza el presente en el futuro.

Fue anoche, el homenaje a una época donde se realizaban películas por verdaderos artesanos del cine moldeadas con sus manos prodigiosas, añadiendo el hecho de que era mucho más difícil su realización, por la ausencia de la sorprendente tecnología de hoy, capaz de hundir de nuevo al Titanic o de hacerle esquivar con su cabeza, a punto de ser decapitada por el aspa de una hélice que como una espada se le viene volando del fondo de la pantalla, por un helicótero que recién explotó.

Les hablo de películas del ayer, sin efectos especiales, pero que al verlas dejan un efecto especial.

Cada una, realizada en su momento, en su época, en su filme, porque es imposible imaginar a Dénzel Washington en el aeropuerto de Marruecos, despidiéndose de Julia Roberts y luego verla partir con Robert de Niro, en un avión que se pierde en el final brumoso de “Casablanca”.

Anoche se homenajearon las bandas sonoras de algunas películas que por la historia que escribieron con letras de oro en las cuerdas de platino de sus pentagramas y por el prestigio que irradian, opacan a algunas que fueron premiadas y que los productores tuvieron que traerlas del pasado y replicarlas. Como “Les Misérables”, “Ana Karenina” y “Lincoln”.

¿Otra vez el pasado vino al presente o el presente fue al pasado?

Y en ese homenaje a las bandas sonoras de películas del pasado, a veces quería, que por ejemplo, un Clark Gable de “Lo que el viento se llevó” o una Judy Garland de “El mago de Oz”, o un Charlton Heston de “Los diez mandamientos”, caminaran por ese hermoso escenario sembrado de delgadas estalactitas fluorescentes de color, para recibir en sus manos en blanco y negro, la reluciente estatuilla dorada que representa su Óscar póstumo.

Son películas clásicas, obras maestras, que se recuerdan casi por completo en su inmensa y gloriosa magnitud, con el simple detalle de ver tan sólo un fotograma o escuchar unas cuantas notas de su música original.

Películas que en un eterno ritual, se las lleva una generación a otra, pero que jamás se las llevará, el viento del olvido.

Alfonso Acosta Caparrós

alfonsoacostacaparros@gmail.com

 

Por: Alfonso Acosta Caparros/

VOTOS: 3
Cómo le pareció esta publicación?
Su voto: Ninguno (3 votos)

Opiniones

0

Este es un espacio para la construcción de ideas y la generación de opinión. Este espacio busca crear un foro constructivo de convivencia y reflexión, no un escenario de ataques al pensamiento contrario.

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado. Regístrese o ingrese aquí