01 de octubre de 2014

Temáticas

En Imágenes - 18 Diciembre de 2012

¿Cómo marcha el primer día del nuevo modelo de recolección de basuras?

¿Cómo marcha el primer día del nuevo modelo de recolección de basuras?
Foto:EL ESPECTADOR

Reporte en Soyperiodista.com, a través de sus fotos y vdeos, la marcha del primer día del nuevo modelo de recolección de basuras en Bogotá.

El alcalde de Bogotá, Gustavo Petro, les dio oficialmente la 'partida' a los trabajadores que tendrán la misión de recoger las basuras en Bogotá a partir de este martes.

Petro llegó a un parqueadero en Fontibón en donde se encontraban decenas de volquetas, que a partir de este martes tienen la misión de recoger las siete mil toneladas de basuras que se producen diariamente en la capital del país.

“Ustedes son unos trabajadores con mística, con ganas y que luchan por la ciudad de Bogotá, dimos un salto en la dignificación laboral. En sus manos está literalmente la mejora en la calidad del aseo y la limpieza de la ciudad, Bogotá está en manos de ustedes, la Alcaldía está en manos de ustedes, así que buen viento y buenas calles”, les dijo el alcalde Petro a los cientos de trabajadores del Distrito que ahora velarán por mantener las calles de la ciudad libres de escombros y desechos.

El alcalde les recordó también a los trabajadores que la primera misión es recuperar el tiempo perdido durante el reciente fin de semana, pero especialmente el de la madrugada de este martes, jornada en la cual ya ningún operador salió a recoger basuras por la finalización del contrato con el Distrito y por eso varias zonas en la ciudad amanecieron con acumulación de bolsas de desechos y desperdicios en las calles, a la espera de ser recogidas.

Varias personas han enviado por redes sociales imágenes con la acumulación de las bolsas de basuras dejadas en las calles y pidiendo la recolección de las mismas. De acuerdo con esos reportes, la zona de Chapinero y el centro de la ciudad, son de momento las más afectadas, toda vez que los antiguos operadores sólo trabajaron hasta pasadas las 10:00 p.m. del lunes.

La operación de la recolección de basuras, de barrido y limpieza de las calles es partir de ahora responsabilidad de la Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Bogotá, tras la culminación del contrato con los antiguos operadores. Sólo Ciudad Limpia seguirá trabajando de la mano con el Distrito en dicha labor.

Cabe recordar, que la administración distrital asume la operación con una flota transitoria, dado que no logró negociar con los operadores actuales ni estructuró con suficiente tiempo la compra de nuevos vehículos. Por estas razones, la gran mayoría de camiones compactadores de basura que se utilizarán en la nueva operación no han llegado a Bogotá y el Acueducto tendrá, por lo menos durante la primera semana, que recoger la basura con las volquetas alquiladas.

En teoría, según ha dicho el alcalde Petro, la situación se debería normalizar en cuestión de una semana. Ese es el tiempo que se demorarían en llegar a Cartagena los 171 camiones compactadores que el Distrito les alquilará a empresarios en Nueva York y Miami, y que en estos momentos se encuentran “surcando los mares”, según palabras del mismo alcalde.

A mediano plazo (entre 60 y 120 días) deberán llegar a la ciudad 189 compactadoras Daewoo y 46 Navitrans, así como 10 volquetas Daewoo y 35 Navitrans, en las cuales el Distrito invirtió unos $80 mil millones.

¿Qué necesita la administración para salir relativamente victoriosa en esta, la parte final de la “guerra de las basuras? Sencillamente, que los ciudadanos perciban una mejoría en el servicio o, por los menos, una continuidad en los mismos. Si la basura se queda sin recoger en las calles —escenario al que le teme el alcalde— corroboraría los argumentos de todos aquellos críticos que, durante los últimos meses, han arremetido en contra del nuevo modelo del mandatario.

Igual de importante será el tratamiento que, desde ahora, les dé la administración a los residuos reciclables. La tarea, a cargo de la Unidad Administrativa Especial de Servicios Públicos (Uaesp), implicará cumplir con los compromisos adquiridos con los 14.000 recicladores de la ciudad (a quienes se les pagará, por primera vez en la historia, $72 mil por cada tonelada de material recuperado). Asimismo, la Uaesp tendrá que ponerse las pilas para que una ciudad de siete millones de personas, sin ninguna cultura de reciclaje, asuma el reto de separar las basuras en los hogares y las empresas.

Sólo así logrará el alcalde echar para adelante el modelo de Basura Cero, esquema asumido por buena parte del mundo y que hoy tiene a ciudades como San Francisco o Los Ángeles reciclando en más del 60% de los que sus ciudadanos desechan (en Bogotá sólo se recicla el 18%, unas 1.500 toneladas).

Elespectador.com